Crisis diplomática tras la salida de Leopoldo López

  • por Roberto Mansilla Blanco
  • 26/10/2020
Propietario de la imagen: El Periódico (España)

Detenidos empleados de la embajada española en Caracas

Desde los respectivos ministerios de Exteriores del gobierno de Pedro Sánchez y del régimen usurpador de Nicolás Maduro se han enzarzado en las últimas horas en una aguda tensión diplomática tras la salida de Leopoldo López de la embajada española en Caracas.

Con la llegada de López a Madrid este 25 de octubre, el ministerio de Exteriores español condenó las detenciones realizadas por el SEBIN contra personal de la embajada española en Caracas, así como registros de las residencias de trabajadores vinculados a la legación diplomática. Madrid acusó así al régimen usurpador de Nicolás Maduro de "violar la Convención de Viena", que rige las relaciones diplomáticas entre los países.

LOPE

Leopoldo López se reúne con su familia en Madrid.

Esta misiva generó una inmediata reacción. Un comunicado posterior emitido por el régimen usurpador de Nicolás Maduro unas 36 horas después de la llegada de López a Madrid acusó al gobierno español de "incumplimiento flagrante de las disposiciones fundamentales de la Convención de Viena”.

En este comunicado se acusaba al embajador español en Caracas, Jesús Silva, de ser el supuesto "cómplice" de la salida de López de su residencia así como de presuntamente tener "conocimiento" de la denominada Operación Gedeón, acusando a López de ser su cerebro planificador.

Quien ha sido prolífico en las acusaciones y denuncias es Diosdado Cabello. Acusó al embajador Silva de acompañar a López "hasta la puerta o el carro que se lo llevó". Por otro lado, Maduro ignoró durante un acto público todo lo ocurrido con el caso Leopoldo López.

A falta de conocer cuáles serán las reacciones oficiales por parte del entorno del propio Leopoldo López y mientras llueven informaciones desde diversos ángulos para explicar cómo fue su salida de Venezuela, el foco de atención también está concentrado en el Alto Comisionado de Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea, el español Josep Borrell.

Hasta ahora, Borrell no ha emitido una declaración oficial al respecto, toda vez se presume como importante una respuesta suya tomando en cuenta su peso como representante de la UE a la hora de acometer soluciones para la crisis venezolana.

Está por ver cuál será el alcance de esta crisis diplomática entre Madrid y Caracas por el "caso Leopoldo López". Las expectativas también se traducen en torno a cuál será el rol que tendrá López desde Madrid para impulsar acciones concretas que permitan la recuperación de la libertad y la democracia en Venezuela.