¿El final de Guaidó? Ahora Trump “no tiene problemas” en reunirse con Maduro

Reacciones a las revelaciones de Bolton

trump
Propietario de la imagen
Radio France Internacional

Donald Trump vuelve a dar muestras de su improvisación en materia de política exterior, en este caso nuevamente sobre Venezuela. Sus decisiones no parecen tener sentido estratégico sino que se plantean como quien reacciona sobre la marcha. Incluso ahora no tiene reparos en exponer públicamente su desconfianza sobre el liderazgo de Guaidó, en una clara táctica por desmarcarse de su otrora irrestricto apoyo.

En un giro sorprendente y que contradice toda su política exterior desde enero de 2019, Donald Trump ha dicho en una entrevista con la web Axios que está dispuesto a verse con el usurpador Nicolás Maduro y que no tiene mucha confianza en Juan Guaidó, sobre cuyo liderazgo tiene dudas. El titular de Axios es elocuente: “Trump se 'enfría' con Guaidó y no descarta reunión con Maduro”.

gu

Trump y Guaidó en febrero pasado en la Casa Blanca. ¿Se acabó ese apoyo?

Según Axios, Trump le dijo a su periodista Jonathan Swann sobre un encuentro con Maduro: “Me lo podría plantear… A Maduro le gustaría que nos viéramos. Yo nunca me opongo a reunirme. Sabes, casi nunca me opongo a reunirme”. El presidente añade: “Siempre digo que uno no pierde nada por reunirse. Aunque de momento lo he rechazado”.

Nada más llegó a la Casa Blanca, el régimen chavista ofreció un encuentro con Maduro a Trump en dos ocasiones. En una de ellas, la embajada venezolana llamó a la centralita de la Presidencia. En otra, el régimen lo pidió formalmente por carta, según informa Axios citando a un alto funcionario que está ya fuera del Gobierno.

El diario digital informa de que Trump no tiene mucha confianza en Guaidó, pero no incluye la cita exacta donde el presidente dice eso. Sí que marca distancias al decir que no fue suya la decisión de reconocer a Guaidó como presidente encargado. “Podría haber vivido con o sin él, pero sí estaba muy firmemente contra lo que estaba pasando en Venezuela”, dice el presidente.

Después, dice: “Guaidó fue elegido. Creo que no estaba necesariamente a favor, pero dije: a algunas personas les gusta, a otras no. Al final estuve de acuerdo. No creo que haya sido, ya sabes, no creo que haya sido muy significativo de una forma u otra”. Axios afirma que con esas palabras, Trump quiere decir que el reconocimiento a Guaidó como presidente encargado de Venezuela no ha sido significativo.

Todo apunta a que Trump está reaccionando ante las revelaciones realizadas la semana pasada por su ex asesor de Seguridad, John Bolton, en un libro de memorias que saldrá mañana martes a la venta y que deja mal parados a Trump y Guaidó. En él, Bolton afirma que Trump pensaba “que Guaidó es débil, y Maduro, en contra, es fuerte”.

bolt

El ex asesor de Trump, John Bolton. Sus memorias en la Casa Blanca desataron la tormenta sobre Guaidó.

Estas declaraciones de Trump llegan en el peor momento para Guaidó, neutralizado políticamente en Venezuela por el régimen de Maduro, toda vez el TSJ ilegítimo ha iniciado una campaña para desarticular la plataforma opositora descabezando el liderazgo de partidos como AD, Voluntad Popular y Primero Justicia. Al airear públicamente su desconfianza hacia Guaidó, Trump estaría enterrando su posición política en Venezuela vigente desde enero de 2019, toda vez crea una mayor incertidumbre sobre lo que sucederá en Venezuela. Un aspecto que muy seguramente Maduro y sus aliados cubanos, rusos, chinos e iraníes aprovecharán con mayor firmeza.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.