¡La UE no come cuento! Frena el "plan Borrell" para Venezuela

Tras el informe de la ONU contra Maduro

borrell
Propietario de la imagen
La Prensa de Lara (Venezuela)

El demoledor informe de la ONU en el que acusa a Maduro de "crímenes de lesa humanidad" ha generado su primer impacto en lo relativo a la crisis venezolana.

Este 17 de septiembre, tras una vídeo conferencia con Josep Borrell, Alto Representante para la Política Exterior europea, el Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, en el cual está incluida la propia Unión Europea, manifestó su rechazo a las elecciones fraudulentas convocadas por el régimen de Maduro para el próximo 6 de diciembre (6D).

Borrell debía informar al Grupo de Contacto sobre sus gestiones de resolución de la crisis venezolana. Pero lo que parecía ser una especie de "fait accompli" en apoyar sus gestiones dieron un súbito vuelco con la publicación del informe de la ONU el miércoles 16 de septiembre.

Antes de la publicación del informe de la ONU, existía gran expectativa en Europa sobre esta vídeoconferencia entre Borrell y el Grupo de Contacto. Incluso, la ministra española de Exteriores, Arantxa González Laya, había declarado previamente que se debía "aprovechar cualquier rendija" posible para solucionar la crisis venezolana, incluso aceptando las elecciones de Maduro. Una de las razones de esta posición española se debió a la decisión de Henrique Capriles Radonski de participar en las elecciones del 6D.

Pero tras el informe de la ONU que acusa a Maduro, Reverol y Padrino López de cometer crímenes de lesa humanidad, el "plan Borrell" parece quedar momentáneamente paralizado. La propia ministra González Laya declaró que el informe de la ONU es "preocupante", un argumento que podría revertir la situación aún más en contra de Maduro.

Así, la UE defiende ahora un aplazamiento de esas elecciones del 6D, las cuales observa sin las garantías necesarias para su transparencia, lo cual parece evidenciar que no existe un consenso claro sobre la efectividad del "plan Borrell".

Debe igualmente considerarse que, dentro del contexto del informe de la ONU contra Maduro, la crisis bielorrusa también está generando reacciones en Europa.

La oposición bielorrusa ha declarado esta semana que denunciará al autócrata presidente bielorruso Aleksandr Lukashenko ante la Corte Penal Internacional (CPI) por violaciones de los derechos humanos contra los manifestantes en ese país que protestan contra el fraude electoral de agosto pasado.

La UE ya ha manifestado que no reconoce esa reelección presidencial de Lukashenko y que apoya a la oposición bielorrusa, cuya principal líder, Svetlana Tijanóvskaya, está actuamente exiliada en la vecina Lituania, país miembro de la UE.

Por tanto, la UE pareciera comenzar a observar similitudes entre las crisis bielorrusa y venezolana en materia de fraudes electorales y violaciones de derechos humanos. Incluso el propio Borrell pareciera reconocerlo. A finales de agosto, durante una entrevista, consideró que "Lukashenko es como Maduro. No le reconocemos pero hay que tratarle".

El informe de la ONU contra Maduro podría aleccionar a Bruselas a tomar un papel más activo en Venezuela, muy probablemente también para intentar contrariar los manejos que realiza el presidente ruso Vladimir Putin en Bielorrusia y colateralmente Venezuela, confirmadas esta semana con la cumbre Putin-Lukashenko en la localidad rusa de Sochi.

En este sentido, los eurodiputados del PP, Dolors Montserrat y Leopoldo López Gil, tacharon de "hechos inadmisibles" los datos recogidos en el informe de la ONU y, en una pregunta parlamentaria, reclamaban a Borrell, que denuncie la situación y reconsidere si las elecciones de diciembre podrían tener las mínimas garantías.

Otro factor que pudo influir en la decisión tanto de la UE y del Grupo de Contacto sobre aplazar las elecciones del 6D es la frontal oposición de EE.UU a este fraude electoral en Venezuela. La administración de Donald Trump ya había ventilado su "preocupación" porque la UE aceptara esas elecciones del 6D como una salida a la crisis venezolana, tal y como esperaba Borrell.

¿Irá Maduro ante la CPI?

De acuerdo a Marco Roscini, profesor de Derecho Internacional de la Universidad de Westminster, en Londres, el informe de la ONU tendrá consecuencias para Maduro, Cabello y los demás funcionarios involucrados.

Cuando se trata de crímenes tan graves también existe lo que se conoce como la jurisdicción universal. De acuerdo con el derecho internacional, cualquier tribunal en el mundo podría iniciar investigaciones y enjuiciamientos en contra de estas personas, incluso si se encuentran en otro país y si el delito se cometió en el extranjero”, explicó el académico.

Esto implica que si Maduro, Cabello, Reverol y Padrino viajan a estos países en donde tienen un proceso abierto, corren el riesgo de ser encarcelados. Un aspecto similar a lo ocurrido con el caso Pinochet en 1998.

Lo que queda claro para diversos analistas es que el informe de la ONU contra Maduro no tiene precedentes históricos hacia presidente latinoamericano alguno.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.