CARTA ABIERTA DE UNA RIDER

  • por Mary D. Villar
  • 14/08/2021
Propietario de la imagen: Imagen de iluestración

A propósito de la puesta en vigor de la Ley Rider

Reproducimos a continuación el testimonio de una Rider que ha preferido el anonimato, en la que expone otra perspectiva sobre la puesta en marcha de la Ley Rider.

Tengo aproximadamente un año trabajando para una empresa que presta servicio a una empresa de reparto a domicilio, contratando y gestionando a los repartidores, en varias ciudades de España.

En relación al polémico tema de los falsos autónomos, aún muchos no entendemos el fin, porque la mayoría de los repartidores que trabajaban de autónomos estaban contentos.

Ahora bien el tema por el que les escribí es el siguiente:

Nosotros, que en la ciudad de A Coruña, somos aproximadamente 80 repartidores contratados por una empresa de Vigo, no somos falsos autónomos, pero somos "falsos empleados", ¿por qué?  porque trabajamos como empleados, pero las herramientas de trabajo las ponemos nosotros.. (vehículo, combustible, mantenimiento, repuestos, móvil e internet), esto supone por lo menos un 30% de nuestro precario salario.

Las personas que han luchado o defendido la Ley Rider, deberían preocuparse también por revisar a estas empresas que ya tienen contratados, por los siguientes motivos:

1.- En el año 2020 fue aprobado un aumento del SMI, y hasta la fecha (más de año y medio) esta empresa no ha realizado los ajustes al costo de la hora y mucho menos pagado lo que nos adeuda por este concepto, nosotros ( alrededor de unos 60) de la plantilla, hemos enviado alguna comunicación y aún no hemos tenido respuesta. Por lo que pensamos en dirigirnos a algún medio público que pueda exponer la situación a la luz pública.

2.- Nuestros contratos son pactados por 40, 60 o muy pocos 80 horas mensuales, llegando a hacer muchas veces hasta el doble o más en horas extras, pero no hay hasta la fecha modificación de los contratos.

3.- Trabajamos en horarios nocturnos y no cobramos el extra por este concepto.

4.- Los horarios asignados son irregulares y a discreción de la empresa, por lo que un Rider contratado nunca tendrá la seguridad o estabilidad laboral que necesita para vivir con tranquilidad.

5.-Hay tratos despectivos al personal y castigos...aplicados en la reducción de horas o con la acotación de si no te gusta te vas, si te quejas de alguna circunstancia. 

De todos los puntos anteriores podemos aportar, contratos, nóminas, screenshot  dónde se ve el trato recibido.. .

Se trata de que mejoren nuestras condiciones, el tema del aumento es una ley publicada en el BOE y ellos se la han saltado y han entrado y salido repartidores y no se les ha abonado esa deuda y tampoco a los que seguimos dentro. 

Atentamente,

Rider anónima