La clave es Rusia

Los hilos de Moscú están muy presentes en Venezuela

putin
Propietario de la imagen
France24

Denuncias de militares rusos pasándose por tropas venezolanas en las fronteras. El interés de Moscú por controlar PDVSA y la suculenta extracción del Arco Minero. El irrestricto apoyo del Kremlin al “golpista” Luis Parra para presidir una ilegítima Asamblea Nacional. Todos los caminos del complejo laberinto venezolano parecen pasar por Moscú, principal sostén económico y político del régimen usurpador de Nicolás Maduro.

Esta semana, el presidente ruso Vladimir Putin lanzó un golpe de timón, anunciando reformas constitucionales. Esto obligó a la mera formalidad de pedir la dimisión en pleno del gobierno de su primer ministro Dmitri Medveded. Con esta maniobra, y tras dos décadas en el poder, Putin busca asegurar la continuidad de su sistema político más allá de 2024, cuando finalice su actual (y cuarto) mandato presidencial. Traza así las líneas de la Rusia post-Putin, pero con él mismo como epicentro de poder en el Kremlin.

Este hecho debe ser bien observado y analizado en Caracas, no sólo por el régimen usurpador de Maduro sino por el legítimo presidente encargado, Juan Guaidó. Putin observa al “golpista” Parra como el peón que, en caso de controlar políticamente una Asamblea ilegítima, podría allanar el camino para las aprobaciones legislativas de la usurpación que le permitan a Rusia convertirse en una especie de árbitro del futuro económico venezolano. En el foco está la perla apetecida: el control de PDVSA.

El Kremlin ha logrado sortear con cierta eficacia las sanciones internacionales lanzadas por EE.UU y la Unión Europea, para seguir manteniendo el mecenazgo financiero del usurpador de Miraflores. El objetivo es poner a Guaidó fuera de combate, toda vez el legítimo presidente encargado y de la Asamblea Nacional cosecha fuertes apoyos internacionales. De allí el silencio del Kremlin ante la vergonzosa agresión de los colectivos chavistas esta semana a la comitiva de Guaidó que se trasladaba a la Asamblea.

Incluso China, otro de los sostenes financieros del régimen usurpador “madurista”, ha reconocido que ha perdido peso económico y político en Venezuela, a tenor de las sanciones internacionales. El reciente paso adelante en el acuerdo comercial con Donald Trump, a fin de aligerar las tensiones entre China y EE.UU, obviamente tendrá sus repercusiones colaterales en Venezuela, a través de una posible ralentización de la presencia china en el país.

Esto deja a la Rusia de Putin, además de Cuba, prácticamente como el principal aval internacional de Maduro. Irán, Turquía y China son otros apoyos externos para Maduro, pero cada quien está demasiado ocupado con sus crisis particulares: Teherán con EE.UU, Turquía ahora en Libia y China buscando rebajar tensiones con Occidente.

Por tanto, ¿hasta dónde llegará la apuesta de Putin en Venezuela? El presidente ruso sabe que la deuda de Maduro es impagable y que, por lo tanto, Moscú debe cobrar en especies, buscando garantizar el pago de sus créditos.

La geopolítica también cuenta, porque para Moscú, Venezuela y Cuba son los peones firmes en el hemisferio occidental que le permiten contrarrestar la influencia de EE.UU en el espacio euroasiático post-soviético, el “patio trasero” ruso que cada vez más cuenta con la presencia china.

La importancia estratégica de Venezuela es cada vez mayor, más aún cuando otro aliado hemisférico ruso, Evo Morales, ya no está en el poder, toda vez el Kremlin ha cedido al fait accompli de reconocer de facto al gobierno interino de Jeanine Añez en Bolivia.

Otra “solución a la boliviana”, pero esta vez en Venezuela, es lo que seguramente Putin quiere evitar a toda costa. De allí la inesperada “baraja rusa” hacia Parra controlando la AN. En el Kremlin intuyen que este 2020, con impeachment por la trama “ruso-ucraniana” y elecciones para la Casa Blanca, Trump va a estar muy ocupado. Pero eso no significa que esté ausente sobre lo que ocurre en Venezuela. Ni sobre las intenciones y el peso de Rusia en los asuntos venezolanos.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.