Al PP, aún fuera de la causa, se le atasca el Delcygate

Casado: “Se tiene que esclarecer la verdad"

Casado: “No tenemos ningún inconveniente”
Propietario de la imagen
EUROPA PRESS

Las iniciales prisas del PP en el bautizado como caso Delcy, la investigación abierta en los tribunales por el encuentro en el madrileño aeropuerto de Barajas entre el ministro socialista José Luis Ábalos y la vicepresidente venezolana Delcy Rodríguez, se han topado con el imprevisto freno de su señoría. El magistrado que instruye el procedimiento, Antonio Serrano-Arnal, ha emitido ya varios autos donde mantiene al partido conservador fuera de la causa. El último, fechado este 6 de marzo.

Según argumenta el responsable del Juzgado de Instrucción 31 de Madrid en sus sucesivos escritos, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, no puede considerarse de momento que el PP se encuentre personado como acusación popular o particular en este proceso abierto por un posible delito de prevaricación administrativa. Las razones esgrimidas: diferentes motivos técnicos.

En primer lugar, el magistrado recuerda que los populares ni siquiera se personaron en la causa abierta en otro juzgado —el número 47— por los mismos hechos. Simplemente, le pidieron a ese magistrado que adoptara medidas cautelares para preservar las grabaciones del aeropuerto. “Pero en modo alguno formuló solicitud de personación alguna”.

No fue hasta tres días después de que el 47 enviara su investigación al 31, donde ya se habían abierto diligencias por una denuncia presentada por el Partido Laócrata, cuando el PP intentó formar parte de la causa iniciada en el primer juzgado. Su petición llegó tarde a esa ventanilla, así que pasó a intentarlo en la segunda.

Pero aquí se ha topado con nuevos frenos. En un auto fechado el pasado 2 de marzo, Serrano-Arnal analizaba la solicitud de personación del partido conservador y decretaba que presentaba deficiencias que debían “subsanarse”. En el del día 6 de este mes, el juez vuelve a insistir en la misma línea: el PP sigue fuera de la causa hasta que presente un escrito donde plasme su querella y aporte las últimas cuentas anuales para que el magistrado pueda ponerle una fianza. El líder de la formación, Pablo Casado, aseguró este lunes que no tienen ningún problema al respecto y así lo harán: “No tenemos ningún inconveniente”. “Se tiene que esclarecer la verdad. Saber por qué acudió allí el ministro y qué responsabilidad o conocimiento tenía el presidente del Gobierno de España de esa reunión”, apostilló el presidente de los populares.

Serrano-Arnal ya exigió todos estos requisitos a las otras dos formaciones que impulsan la causa, el Partido Laócrata y Vox, a los que impuso una fianza de 5.000 y 20.000 euros respectivamente.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.