El cinismo vergonzoso de Borrell en el debate sobre el Delcygate

Daño en la credibilidad internacional de la Unión Europea

Borrell
Propietario de la imagen
Archivo

El Alto Representante de la Unión Europea (UE), para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, desestimó que la Comisión Europea (CE), pueda iniciar un procedimiento de infracción contra el gobierno español, por la presencia de la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez, en el aeropuerto madrileño de Barajas.

Borrell, se ha desentendido este martes de la polémica suscitada a raíz de la clandestina reunión en España de la número dos de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, y el ministro español de Transportes, José Luis Ábalos.

Según Borrell, que ha hablado del controvertido encuentro ante el pleno del Parlamento Europeo, no corresponde a la Comisión Europea sino al Estado Español aplicar las sanciones impuestas por el Consejo a altos cargos del régimen bolivariano de Venezuela, como en el caso de Delcy Rodríguez. "La Comision no desempeña ningún papel ni puede incoar ningún procedimiento por infracción a ninguna supuesta violación de viaje", ha indicado Borrell.

“Ustedes saben que estas clases de restricciones a los viajes, son decisiones del Consejo y por lo tanto, no caen bajo el control de la ley europea (…) la Comisión no tiene ningún papel en controlar su aplicación y no puede iniciar un procedimiento de infracción”, dijo.

En el debate, protagonizado en su mayor parte por políticos españoles, el representante de Cs, Jordi Cañas, ha afeado su posicionamiento a Borrell: "Me hubiera gustado que interviniese como representante de la UE y no del Gobierno español", ha espetado Cañas, quien ha acusado a la Comisión de "no hacer nada", recordando que "cuando un Estado miembro decide violar las resoluciones de esa cámara está faltando a la legitimidad de la misma". "Es evidente que el Gobierno de España ha faltado a la verdad", ha añadido.

La popular Dolors Montserrat también ha cargado contra el Gobierno por "abrir las puertas de Europa al chavismo", vulnerando el régimen de sanciones de la UE. La eurodiputada ha reclamado al Consejo Europeo que investigue lo ocurrido y que ayude a esclarecer la verdad".

En un tono similar se ha expresado Leopoldo López Gil, padre del opositor venezolano: "El Gobierno ha burlado las sanciones aprobadas por el Consejo", ha aseverado para después reclamar a esa cámara que investigue "a fondo" este asunto."Nadie debe estar por encima de la ley; ni los Estados ni los gobernantes.El socialista ha admitido que "se trata de sanciones europeas" pero ha señalado que éstas, por emanar del Consejo, no son union law y por tanto la Comisión "no tiene ningún papel para controlarlas". "Tendrán ustedes que estudiar más", ha reprochado Borrell a los diputados de Cs y PP, impulsores del debate en la Eurocámara.

Por otra parte, Borrell subrayó que el Servicio Europeo de Acción Exterior está en contacto con los países «para asegurar que estas sanciones se aplican de forma homogénea».

Borrell recordó que de acuerdo a las normas europeas, la vigilancia del cumplimiento de las sanciones corresponde a los Estados miembros, quienes deben investigar y determinar si hubo una violación.

Indicó que se podría debatir si es apropiado que esa competencia corresponda a los países pero que en todo caso trasladarla a la UE requeriría una reforma del Tratado de la UE.

 

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.