El “Delcygate” ya salpica a Pedro Sánchez

Diario ABC revela conversación telefónica entre ambos

elcy
Propietario de la imagen
Cadena COPE (España)

Ya no es sólo el ministro Ábalos. El interminable “Delcygate” ya toca directamente al presidente de gobierno, Pedro Sánchez. El diario español ABC confirma una conversación telefónica entre la vicepresidenta usurpadora Delcy Rodríguez y Pedro Sánchez realizada en la madrugada del pasado lunes 20 de enero, obviamente en presencia de Ábalos.

Fuentes de la oposición venezolana y otras próximas a Delcy Rodríguez confirman que José Luis Ábalos, “estaba muy nervioso y apurado por lo delicado de la situación”, y por tanto llamó desde su móvil personal al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Cuando este contestó la llamada, Ábalos le pasó el teléfono a Delcy Rodríguez para que ambos pudieran hablar sin intermediarios.

Fue una conversación breve”, aseguran las mismas fuentes. Pero Sánchez y Rodríguez tuvieron tiempo suficiente para hablar de tres asuntos, entre otros, que interesaban muy particularmente a la vicepresidenta de Maduro. Delcy Rodríguez pidió a Pedro Sánchez que no recibiera en Madrid a Juan Guaidó, cuya visita a España estaba prevista unos días después, concretamente el sábado 1 de febrero, como así sucedió. Y efectivamente, Pedro Sánchez cumplió con Delcy al no reunirse con Guaidó.

Las fuentes aseguran que en un momento de la conversación Delcy Rodríguez dijo con claridad a Pedro Sánchez: “Si recibes a Juan Guaidó no vamos a poder avanzar...” y en otro momento aseguró que “teníamos un acuerdo...”.

Otro de los asuntos que trataron los dos mandatarios fue la presencia de Leopoldo López en la residencia del embajador español en Caracas. El líder de Voluntad Popular se refugió allí el 1 de mayo de 2019, un día después del levantamiento cívico-militar liderado Guaidó y un grupo de militares que consiguieron liberar de su arresto domiciliario al político opositor venezolano.

Delcy Rodríguez, según estas fuentes, habría comunicado a Sánchez el malestar que causaba al régimen de Maduro la presencia ya tan prolongada de Leopoldo López en la residencia del embajador español en Caracas. ABC contactó con fuentes diplomáticas españolas para saber si se ha producido algún tipo de presión para expulsar a Leopoldo López, pero las mismas fuentes declinaron hacer comentarios.

El futuro de Repsol en Venezuela

El tercer asunto abordado en la breve conversación teléfonica que mantuvieron Delcy Rodríguez y Pedro Sánchez fue la presencia de la compañía española Repsol en Venezuela y “cómo mantener esa presencia en el futuro”.

Repsol está presente en Venezuela desde 1993, donde explota importantes campos de hidrocarburos, como el yacimiento de gas Perla, offshore, en el golfo de Venezuela, que comparte al 50% con la italiana Eni. Es uno de los principales yacimientos de gas de Repsol en el mundo. Además, tiene el 40% de los yacimientos de petróleo en tierra de Quiriquire, Mene Grande y Barua Motatán.

Con la crisis en ese país y las sanciones de EE.UU., Venezuela paga en especie –es decir, en cargamentos de petróleo que se trasladan en buques– a Repsol por las inversiones realizadas allí, las cuales se han ido depreciando en los últimos años. La exposición patrimonial en el país caribeño era de 351 millones de euros, según los mismos resultados correspondientes al tercer trimestre de 2019. Esa cifra supuso una importante reducción en relación a los 393 millones de junio del año pasado y los 456 millones con los que cerró 2018.

No hay que olvidar que funcionarios de la administración de Donald Trump ya han colocado a Repsol, así como a la rusa Rosneft, entre sus objetivos de sanciones por sus negocios con el régimen de Maduro.

Por su parte, desde la Secretaría de Estado de Comunicación del Gobierno ha subrayado este miércoles que es “absolutamente falso” que Sánchez hablase con Rodríguez cuando ella se encontraba en el aeropuerto de Barajas.

EE.UU pedirá explicaciones

Por otro lado, funcionarios de la administración Trump revelaron que Washington pediría explicaciones al Gobierno español, dado que contra Delcy Rodríguez penden sanciones no sólo de EE.UU, sino también de la Unión Europea.

Los subsecretarios adjuntos de Estado para América Latina, Carrie Filipetti y Jon Piechowski, dijeron que trasladarían las preguntas pertinentes a los diplomáticos españoles, para aclarar qué había sucedido realmente en el aeropuerto de Barajas.

Cuando se conformó el nuevo Gobierno español, al que ingresó Podemos, partido con lazos con el régimen chavista, la diplomacia norteamericana pidió que no cambiara la postura española con respecto a Venezuela. La subsecretaria Filipetti, responsable de la política de EE.UU. para Cuba y Venezuela, declaró que “tenemos una relación muy abierta con España y cuando hay desavenencias entre EE.UU. y sus aliados en Europa siempre somos muy honestos y directos con ellos. Si hay motivos de preocupación, los compartiremos”.

España es parte de los 59 países que han reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, liderados por EE.UU. Sin embargo, el presidente español, Pedro Sánchez, se negó a recibir a Juan Guaidó cuando este visitó Madrid recientemente. Tampoco ha reconocido oficialmente a su embajador en Madrid, Antonio Ecarri.

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.