Monserrat Bassa de ERC: “Personalmente me importa un comino de la gobernabilidad de España”

Investidura de “verdugos” y “cómplices”

Sanchéz
Propietario de la imagen
Archivo imágenes

Pedro Sánchez Pérez-Castejón, secretario general del PSOE, ha logrado este martes la investidura como presidente del Gobierno tras obtener mayoría simple en la segunda votación en el Congreso de los Diputados, y tiene ya luz verde para formar con Unidas Podemos el primer Ejecutivo de coalición del actual periodo democrático.

Hoy, en lugar de Gabriel Rufián, la portavoz de ERC ha sido Montserrat Bassa, hermana de Dolors Bassa, exconsejera catalana condenada a 12 años de cárcel por sedición y malversaciónha calificado a los diputados socialistas de “verdugos” y “cómplices” de la violencia policial contra los ciudadanos catalanes que acudieron a votar en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. “Personalmente me importa un comino de la gobernabilidad de España”, ha manifestado Bassa, que, no obstante, ha defendido la abstención de su grupo a la investidura como una oportunidad para el “diálogo”. La portavoz socialista, Adriana Lastra, no ha hecho mención alguna a esas palabras en su intervención.

El líder socialista consigue, por fin, acceder a la Presidencia del Gobierno mediante investidura parlamentaria, después de llegar a La Moncloa en junio de 2018 como consecuencia de la moción de censura que destituyó al popular Mariano Rajoy. En febrero de 2019, ERC, inmersa en su lucha con JxCat para liderar el independentismo catalán, tumbó los Presupuestos y Sánchez convocó elecciones generales el 28 de abril. Los comicios tuvieron que repetirse el 10 de noviembre tras la incapacidad de PSOE y Podemos de formar una coalición similar a la que hoy verá la luz.

En el camino, Ciudadanos, que pudo haber formado Gobierno con el PSOE en abril con sus 57 diputados, ha quedado laminado hasta los 10 escaños. Y Vox, contenido en primavera con 24 actas, se ha disparado hasta los 52 asientos. El partido de Santiago Abascal ha impuesto su agenda reaccionaria y ha arrastrado al PP a su versión más extrema, lo que presagia una oposición sin concesiones y una legislatura más allá de la crispación. En las últimas jornadas, la derecha ha tratado de convencer a diputados socialistas y a otras formaciones como Teruel Existe para que impidan con su voto el nacimiento del nuevo Gobierno progresista con el apoyo del independentismo. Y la ultraderecha se ha movilizado contra el acuerdo de los “167 traidores” a España y algunos de sus líderes, como el eurodiputado Hermann Tertsch, han animado, apenas veladamente, a las Fuerzas Armadas a dar un golpe de Estado contra el Gobierno "ilegítimo".

La retórica inflamada de este fin de semana —y de hoy mismo— tanto en el Congreso como en las redes sociales y los medios de la derecha, no ha logrado, sin embargo, su objetivo de frustrar el nuevo Gobierno en el que se sentarán, por primera vez desde que se aprobó la Constitución de 1978, ministros de un partido a la izquierda del PSOE. Pablo Iglesias será vicepresidente en materia social y en el nuevo gabinete de Sánchez tendrán también cartera Irene Montero (Igualdad), Yolanda Díaz (Trabajo), Alberto Garzón (Consumo) y Manuel Castells (Universidades). Se espera que los ministros del PSOE se vayan conociendo a lo largo de las próximas horas.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.