Malestar creciente entre estudiantes de la UVigo por métodos de evaluación online

Se quejan de falta de preparación y de recursos adecuados para la teledocencia

uvigo
Propietario de la imagen
Diario de Pontevedra

En un hecho sin precedentes, alumnos de las tres universidades gallegas, siendo estas la Universidade de Santiago de Compostela (USC), la Universidade de Vigo (UVigo) y la Universidade da Coruña (UDC), están adelantando la convocatoria de la primera huelga indefinida debido a su malestar por la gestión y los recursos habilitados para la enseñanza telemática y el sistema de evaluación en estos tiempos críticos del COVID 19, que obligan al confinamiento.

La Asemblea Nacional das Estudantes Galegas, ANEGA convocó a esta huelga, que se habría iniciado el jueves 16 de abril, a la que denominó “paro académico”, instando a dejar de asistir a las clases virtuales y a la entrega de trabajos. Piden así la finalización y superación automática del cuatrimestre restante. Mediante un comunicado, ANEGA asegura haber notificado a las autoridades universitarias sobre el derecho a la huelga.

En la UVigo, este malestar ha llevado a una situación en algunos casos rayando en el caos en cuanto al sistema de evaluación y los recursos habilitados para ejercer la teledocencia.

Diversos estudiantes han mostrado sus quejas en las redes sociales contra algunos profesores que no suben los contenidos necesarios en la plataforma FaiTIC habilitada por la UVigo para las clases telemáticas.

Los estudiantes critican también la incapacidad de recibir el correcto aprendizaje así como la calidad del servicio ofrecido por la UVigo para las clases telemáticas, toda vez aseguran que algunos profesores que no cumplen con estos requisitos siguen cobrando o han realizado vacaciones. También observan las dificultades derivadas del hecho de no existir un criterio uniforme en cuanto a la enseñanza online y de cómo algunos profesores parecieran mostrar resistencia al inevitable cambio tecnológico digital en materia de enseñanza.

Del mismo modo, los estudiantes de la UVigo han mostrado su contrariedad por el router MiFi 4G de 100 gigas mensuales suministrado por la UVigo a más de 200 estudiantes, y que consideran no es eficiente para las clases telemáticas.

En efecto, la UVigo, a través de la Vicerreitoría de Ordenación Académica e de Profesorado, asegura haber analizado una serie de peticiones recibidas por el alumnado para enviar dispositivos Mifi, pequeños router con Wifi, a más de 200 estudiantes con problemas de conexión en sus inmuebles donde pasan el confinamiento de la pandemia del COVID 19.

Por su parte, ANEGA ha denunciado la “pérdida de toda confianza” por parte de los rectores universitarios, tanto por las medidas anunciadas hasta el momento como su anuncio de forma “totalmente extraorgánica” y fuera de los canales de comunicación con la comunidad escolar.

Denuncian así mismo que los sistemas de evaluación a través de exámenes telemáticos se basan en “infraestructuras inexistentes” e incluso se dan en contextos “muy peligrosos” de contagio debido a la pandemia. Estos métodos han sido inmediatamente rechazados por los alumnos a través de las redes sociales.

La campaña en las redes de ANEGA se viraliza a través del uso de 'hashtags' como '#FinDeCursoXa', '#AsíNonUVigo' o '#AsíNonUsc', que han sido trending topic en las redes.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.