Médicos venezolanos agradecen la oportunidad de ayudar al pueblo español

Especialistas podrán incorporarse en esta lucha contra el Coronavirus

Amevesp
Propietario de la imagen
AMEVESP

El Gobierno español ha escuchado el ofrecimiento de los médicos venezolanos asilados en España y ayer se introdujo en su Real Decreto la incorporación de algunos de estos doctores que no se quieren quedar con los brazos cruzados ante la pandemia.

Así lo anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su comparencia de ayer en la que se explicaron las medidas excepcionales para luchar contra el coronavirus en España.

Muchos médicos venezolanos no tienen el título homologado o la especialización validada en España. Como recuerda el vicepresidente de la Asociación de Médicos Venezolanos en España, Giovanni Provenza, cuando él llegó a España en 2015 "se tardaban unos seis meses. Ahora se demora entre un año y medio y dos años”.

“Viendo la crisis del Covid-19 y la crisis sanitaria que se está presentando, evidentemente sabemos que el sistema de Salud está a borde del colapso. No porque las autoridades sanitarias hayan sido irresponsables, sino porque no se podía prever el gran número de contagiados y el impacto social y económico y a nivel de salud que iba a tener esta pandemia”, explica el doctor Provenza.

“En vista de que hay un déficit de recursos humanos. Nosotros como Asociación Médica Venezolana nos hemos puesto a disposición de las autoridades sanitarias para poner nuestros recursos humanos, nuestra formación y nuestros conocimientos a disposición de las autoridades sanitarias”, asevera el vicepresidente de la Asociación de Médicos Venezolanos que el jueves lanzaron la campaña “España, estamos contigo”.

 

Provenza asegura que a España, debido a la crisis humanitaria que vive Venezuela, han llegado decenas de miles de compatriotas, entre ellos unos 5.000 médicos. “En nuestra asociación hay unos 2.000 registrados” y las situaciones varían desde médicos que sin homologación trabajan como “riders” a otros que están haciendo el exámenes para validar su especialidad, a algunos como Provenza, que ya han logrado su objetivo y es médico de un hospital de Madrid.

AMEVESP@AMEVESP17

Es un gran avance para todos nuestros colegas médicos venezolanos !

Ver imagen en Twitter

9

Información y privacidad de Twitter Ads

Ver los otros Tweets de AMEVESP

Ayer recibimos la grata noticia, a través del Real Decreto y del BOE, de que el ministerio de Sanidad hacía público que se aprobaba la contratación en el sistema de salud pública a aquellos médicos que tengan su título de Medicina general homologado en España y que además, presenten dos modalidades. En primer lugar, a aquellos que hayan presentado el examen MIR en la convocatoria 2018/2019 (que hayan aprobado pero no obtenido plaza) pueden incorporarse. Y, en segundo lugar, aquellos médicos generales que están en trámites del reconocimiento de su especialidad, se pueden incorporar también”, detalla el doctor y vicepresidente.

“Agrado y satisfacción”

“Hemos recibido esta noticia con mucho agrado y mucha satisfacción. Estamos muy agradecidos con esta oportunidad”, reconoce Provenza. Ahora esta Asociación será el nexo entre las autoridades españolas y los médicos venezolanos quieran colaborar y hacer frente a esta pandemia.

Según el Real Decreto, se les harán contratos de tres meses prorrogables.

“Se prevé también que se puedan incorporar de manera inmediata a los servicios de Salud de las comunidades autónomas todos aquellos profesionales sanitarios pendientes de realización de prácticas o formación, por decisión del Comité de Evaluación o tras la superación de la parte teórica de las correspondientes pruebas teórico-prácticas, según lo regulado en el Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, por el que se regulan las condiciones para el reconocimiento de efectos profesionales a títulos extranjeros de especialista en Ciencias de la Salud, obtenidos en Estados no miembros de la Unión Europea”, se puede leer en el Real Decreto.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.